Connect with us

Colón de Santa Fe

Colón: Un cierre de año con muchas preguntas que no tienen respuestas

Colón

Colón: Un cierre de año con muchas preguntas que no tienen respuestas

No fue una despedida de año más. Fue especial. Claro que no cómo se imaginaban muchos de los hinchas de Colón. La tarde empezó con un cerrado aplauso para Pablo Lavallén cuando ingresó a la cancha. A modo de despedida y también de agradecimiento. Convengamos que es  el DT que más alto llevó a Colón en su historia futbolística al jugar la final de la Copa Sudamericana.

Después siguió con un partido que se convirtió en derrota, con una actuación decepcionante. Hubo silbidos, abucheos y reproches para la mayoría de los jugadores Sabaleros y un desencanto total en la gente. En esa misma gente que se bancó todo a lo largo de este 2019 y se sintió defraudada, pero no por el resultado, porque en el fútbol se puede ganar, empatar o perder. Se sientió así, por la forma en que perdió el equipo. Un racimo de jugadores sin alma, orillando las cero ganas de jugar a la pelota. Y eso no se perdona desde el ánimo del que está en la tribuna…

El final dejó un montón de preguntas y casi ninguna respuesta.

¿Es verdad que la relación del plantel con muchos de los dirigentes está rota?

¿Es verdad que algunos jugadores hasta impiden que directivos ingresen al vestuario?

Si tanto avalaron al DT en la semana para que no se vaya antes de fin de año, ¿por qué los jugadores no lo demostraron en la cancha a ese apoyo?

¿Será cierto que hubo reproches en el mismo vestuario tras la derrota con Aldosivi?

¿Qué les dijo Lavallén en el dircurso final a modo de despedida?

¿Cuán lesionada queda la relación jugadores-dirigentes para el futuro?

¿Habrá rescisiones de contrato en forma anticipada?

¿Qué tan cierto es el rumor del reclamo de los jugadores a los dirigentes por el premio de la final perdida en Paraguay?

Y, en todo caso, si la pregunta de arriba tiene respuesta positiva, ¿el ámbito de discusión o el lugar donde dirimir la situación no sería otro, en lugar de la cancha?

Lo concreto es que el partido ante Aldosivi hoy es una herida abierta. Las consecuencias, sostienen desde el entorno dirigencial, serán inmediatas.

Y lo cierto, muy cierto también, es que el hincha no se merecía un cierre de año así. Soñó, acompañó, lloró, se amargó por el sueño que no se hizo realidad, siguió apoyando y, finalmente, sintió que su esfuerzo no fue valorado. Y con el corazón, no se juega…

 

Fuente: SOY Deportes

Dejá tu comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas sobre Colón

To Top