Copa Sudamericana: Cacho Deicas, Los Palmeras y Colón, historia de una pasión que traspasó fronteras | SOY Sabalero Colón de Santa Fe

Copa Sudamericana: Cacho Deicas, Los Palmeras y Colón, historia de una pasión que traspasó fronteras

Este lunes 9 de noviembre se cumplirá un año del “Éxodo Sabalero”, la movilización más grande ocurrida hasta el momento de una hinchada argentina hacia el exterior. Esa fecha, pero de 2019, 40.000 hinchas sabaleros coparon Asunción -capital de Paraguay- para ver a Colón jugar la final de la Copa Sudamericana ante Independiente del Valle. El acontecimiento fue de tal magnitud que a pesar de la derrota en los 90 minutos de partido, el Rojinegro se ganó el corazón del mundo que vio con asombro un evento que quedó grabado en la historia de los eventos deportivos.

cacho deicas 2
Rubén Deicas, cantante de Los Palmeras.

Rubén Deicas, cantante de Los Palmeras.

Foto: Maiquel Torcatt/Aire Digital

El cielo gris no pudo tapar el brillo y popularidad de la cumbia santafesina que conquistó al mundo durante el show previo al partido entre Colón e Independiente del Valle. Tocaban Los Palmeras y Santa Fe se movía al ritmo del “Ae ea Yo Soy Sabalero”. Junto con la pequeña Santa Fe, lo que fue Asunción por unas horas, la banda icónica de la ciudad terminó de darle forma a uno de los espectáculos deportivos más recordados de la historia de Argentina.

Rubén Cacho Deicas, cantante de Los Palmeras, revivió con Aire Digital lo que fue cantar en el centro de la cancha de La Nueva Olla para un estadio teñido por el rojo y el negro.

Embed

—¿Qué es lo primero que recuerda al pensar en esa final?

—Me vienen los mejores recuerdos. Hemos vivido una etapa en la historia de Los Palmeras, de Colón y del fútbol importantísima para la ciudad, la provincia, el país y el mundo porque estuvimos en un acontecimiento importantísimo. La convocatoria, esas imagenes son imborrables para cualquier hinchas que estuvo en La Nueva Olla.

—Es decir, la gente creó un ambiente inmejorable…

—Desde que llegamos al estadio, a Asunción, veíamos que la gente llegaba en cualquier cosa. Después para entrar con una temperatura elevadísima, con un sol que te partía la cabeza y esta gente se iba acomodando.

—¿Por qué aceptaron hacer el show?

—El motivo era Colón, el aliento de la hinchada, tercero la cumbia de Santa Fe. Nos contactó la Conmebol porque precisaban música del país de donde era Colón. Las tratativas empezaron un mes antes, teníamos compromisos en otros lugares y decidimos levantarlos para estar en ese momento.

—¿En qué lugar ubicás este espectáculo en tu carrera?

—En uno de los mejores lugares. He vivido con la gente de Colón, de espectáculos masivos, muchos shows y presentaciones pero del nivel internacional así son pocos. Los recuerdos todavía están frescos, están latentes, por eso cuando se renueve a poco de cumplirse un año a más de uno se le va a caer una lágrima.

Cacho Deicasimg_1573471354889-MTH-1200.jpg
Los Palmeras recorrieron el mundo con su show previo a la final de la Copa Sudamericana entre Colón e Independiente del Valle.

Los Palmeras recorrieron el mundo con su show previo a la final de la Copa Sudamericana entre Colón e Independiente del Valle.

Maiquel Torcatt / Aire Digital

—¿Era Asunción o parecía Santa Fe?

—Era Santa Fe. La gente de Paraguay se portó muy bien, muy educados, muy buena gente. Se dio un acontecimiento que si lo organizaban a la perfección quizás no salía así, pero se dio todo natural.

—¿Te sorprendió la gran movilización de hinchas?

—Totalmente, porque estábamos parando en el hotel de la Conmebol y veíamos que pasaban autos, camionetas, colectivos, decíamos cómo puede ser esto. Colón hizo de local. Se lo discuto a cualquiera.

—¿Qué pensás cuando dicen que Los Palmeras son Colón?

—Somos parte de la hinchada. No es de ahora. Hicimos nuestro sacrificio para llegar allá para estar con el equipo, la hinchada. Viene bien hacer el espectáculo que hizo Colón sin ningún tipo de incidente.

—¿Qué fue lo que más te impresionó mientras hacían el show?

—Para mí fue sorpresivo el momento del centro de la cancha. Te dabas vuelta y para todos lados veías banderas, gente grande, adolescentes, juventud. Era una fiesta que no me la podía perder. Decía: ‘Tanta gente vino a alentar a coloncito’. El acontecimiento se hizo de la mejor manera y quedamos muy bien con la gente de Paraguay.

Cacho Deicasimg_1573471638823-MTH-1200.jpg
El

El “Ae ea Yo Soy Sabalero” se convirtió en uno de los temas más escuchados en el mundo a partir del show de Los Palmeras en Paraguay.

Maiquel Torcatt / Aire Digital

—¿Cuándo tomaron consciencia de la repercusión mundial del show?

—Llegamos al hotel y ya pasaban en canales de Brasil y de todo el mundo lo que había pasado en Paraguay. Y todos se asombraban por la cantidad de gente que cantaba el “Ae ea Soy Sabalero”.

—El equipo no pudo ganar, pero ¿la gente merecía alguna distinción?

—La Copa se le merece la hinchada. No Ecuador, no Colón. Lo que hizo la gente fue fabuloso, el sacrificio que hizo para estar. La hinchada se merecía un reconocimiento de esta índole.

Embed

Fuente: Aire de Santa Fe