Connect with us

Colón de Santa Fe

El ídolo Sabalero que no llegó a ser un gran «Millonario»

Colón

El ídolo Sabalero que no llegó a ser un gran «Millonario»

Salió de Atlanta, tuvo su mejor momento en Colon y jugó en River Plate e Independiente, entre otros. Cristian Castillo contó cómo fue su llegada al Millonario cuando arribó tras su paso por el Sabalero, club con el que fue subcampeón. Con muchas expectativas en el club de Núñez, comenzó su recorrido, el que no fue como esperaba. Una lesión lo dejó varios días fuera de las canchas y tras eso, le tocó quedar en el banco de suplentes.

Castillo contó que “yo me generé muchas expectativas. Yo iba a jugar a la pelota, no al fútbol. Hice muchos amigos y fui creciendo. Ya a los 15 años entrenaba con la primera. Le plantee a mi familia si dedicarme al fútbol era una posibilidad”. De niño soñaba con ser profesional, con el tiempo lo logró. Primero estuvo en Atlanta, pasó por Colón de Santa Fe y finalmente llegó al Millonario en 1999, donde jugó  hasta el 2001.

Tal es así que Cristian Castillo destacó que “el primer sueño de un futbolista es jugar en primera. El segundo es jugar en Boca o River. Yo siempre dije que si me decían Boca o River, decía River”. Ese sueño, lo llegó a cumplir en su paso por La Banda. Que si bien fue corto, le alcanzó para disfrutarlo “llegar a El Monumental era un sueño. Era todo muy impactante. Fue difícil adaptarme porque River venía de ganar todo. Hice 10 goles siendo suplente”.

No solo el recorrido de su pasado hacían que el director técnico confíe en él sino que el propio técnico le aclaró que confiaba en él “el Tolo tenía muchas expectativas en mi. Me dijo que iba a tener muchas chances y choco con Costanzo y me rompo el pómulo. Después contrataron a Ángel que la rompió”. No pudo conseguir su lugar en el primer equipo de La Banda, sin embargo, contó que “dejar pasar el tren en River es difícil. Atrás están esperando todos con el tenedor y cuchillo”.

Cristian Castillo, llegó al Millonario tal como era su deseo, pero no logró el objetivo clave de alcanzar los deseos del director técnico. Una lesión le jugó una mala pasada que lo dejó fuera de las canchas por un tiempo. El mismo en el que River le busca reemplazante y ya no pudo volver a ganarse su lugar en el primer equipo. Por lo que en 2001 volvió al club donde todo empezó, Colón, donde hasta hoy se lo recuerda con mucho afecto.

Hace unos días, Castillo confesó que «Colón es todo para mí. Me dio todo en mi carrera. Primero, me dio la chance de llegar a Primera, que es algo soñado. Después, pelear por copas importantes y recorrer América. Eso me abrió la puerta de ir a River y de ser convocado a la Selección. Si no fuera por Colón, no hubiera sido nada en el fútbol. Pero no me gusta ver recuerdos, porque me hace mal. Soy muy nostálgico», al tiempo que mandó un mensaje para Santa Fe: «Lo de mánager es quizás más de lo mio. Un rol que me sienta más cómodo que ser técnico o ayudante. Es algo que me seduce«.

Fuente: SOY Deportes

Dejá tu comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas sobre Colón

To Top