Connect with us

Colón de Santa Fe

El pibe de Colón que «grita» en Europa: «Jugué 8 amistosos hice 5 goles»

Colón

El pibe de Colón que «grita» en Europa: «Jugué 8 amistosos hice 5 goles»

Tiene 24 años y juega actualmente en el FK Csikszereda de la segunda división de Rumania. Habló sobre su historia desde Central Entrerriano hasta el equipo rumano y su presente, con las aspiraciones que tiene actualmente. “El objetivo es ascender a Primera”, sostuvo.

De Gualeguaychú, Juan Bauzá recorrió un largo camino pese a su corta edad (tiene 24 años). Inició su carrera en Central Entrerriano, desde donde se fue a Colón de Santa Fe, cuando cumplió 15. Allí jugó en séptima, sexta, quinta y cuarta hasta que llegó a la Reserva y fue subido al plantel de Primera por Paolo Montero.

Casualmente, el entrerriano debutó en Primera División en octubre de 2016, ante Patronato, en el Estadio Brigadier Estanislao López, partido que acabó con victoria del Patrónpor 1-0. Luego fue cedido a Juventud Unida de Gualeguaychú y Gimnasia de Mendoza. Ya en 2019 hizo su primera prueba en el exterior con la camiseta del Górnik Zabrze de Polonia, en donde estuvo seis meses.

A Rumania llegó en febrero de este año, para vestir la camiseta del FK Csikszereda. Sobre esto último, dijo a El Día de Gualeguaychú: “En enero, cuando todavía jugaba en el club polaco, viajamos a Chipre para hacer la pretemporada y jugamos un amistoso con el que hoy es mi club. Anduve bien, me llamaron para saber cuál era mi situación. Les conté que tenía 6 meses de contrato con el Górnik Zabrze, pero que si había algo concreto no tenía problemas en emigrar a Rumania como finalmente ocurrió”.

Su llegada fue tres días antes de que inicie el torneo de Segunda División. Llegaron a jugar dos partidos y el torneo se detuvo por completo debido al coronavirus. “Estuvimos parados dos semanas de cuarentena obligatoria, luego retomamos los entrenamientos en grupos de a tres, un par de veces a la semana, además de rutinas a desarrollar en casa. Poco a poco se fueron agrandando los grupos, mientras en las principales ligas europeas la pelota comenzaba a rodar nuevamente. Luego de que nos hiciéramos hisopados y que los mismos arrojaran resultados negativos, volvimos a entrenar en forma normal. Llevamos dos meses y medio entrenando y jugando amistosos. Disputamos 8 partidos, en los cuales marqué 5 goles”, comentó

El delantero también se tomó su tiempo para hablar de la ciudad, describiéndola como tranquila y con aire pueblerino. Se encuentra rodeada de montañas y añadió que se traslada caminando, ya que el club está a dos cuadras de donde vive. En la zona se habla húngaro, que es un idioma al que describió como difícil de aprender: “Me manejo con un inglés rudimentario, mientras que hablo castellano con un español llamado Eder González”.

En cuanto a lo deportivo, explicó que el club busca ascender a Primera y, si bien su contrato original era por seis meses, decidió extender el vínculo un año más en el plantel, donde comparte con serbios, húngaros, italianos y rumanos (además del español): “Al ser casi todos extranjeros, es como que todos estamos en la misma. Además, la mayoría habla inglés y nos entendemos”, dijo.

 

Bauzá comentó que actualmente se desempeña como punta, centrodelantero o segunda punta, algo más retrasado. Respecto al juego que le gusta desempeñar, dijo: “No jugar tanto el uno contra uno, ganar la espalda a los centrales, recibir la pelota ponerme de frente al arco, encarar y definir”. En sus dos experiencias europeas dijo encontrarse con un desarrollo físico y táctico importante, algo que en Polonia le costó, porque nadie salía de la función asignada.

 

Sobre el acompañamiento popular contó que existe, pero no con la pasión que puede encontrarse en Sudamérica. “Es muy distinto, el espectador se sienta y sigue el juego como un espectáculo más, en una ciudad en donde se juega mucho futsal, hockey sobre hielo, básquet, todos deportes bajo techo porque el invierno es duro con temperaturas que llegan a los 15 grados bajo cero”, contó.

 

La economía es una de las grandes ventajas que tiene vivir en Rumania. Es este punto, quizás, el que lo empuja a seguir en Europa. Es así que reconoció: “Lo que puedo ganar y ahorrar acá es muy difícil hacerlo en Argentina, máxime en estos momentos. Especialmente en los clubes de segunda división, en los de ascenso, donde es complejo conseguir un contrato alto”. Por este motivo es que añadió que desea quedarse muchos años en Europa y que no le importa el nivel de la Liga: “El tema es jugar y hacer una diferencia”, dijo.

 

La contracara, sin embargo, es la soledad. Bauzá vive solo en su departamento y admitió extrañar a su familia: “A mis viejos, Marcelo y Mariana, mi hermana Paula, a los amigos, los afectos. Y la compañía del mate. Lamentablemente me quedé sin yerba y no puedo matear. Estoy esperando que me lleguen algunos paquetes de España que me van a enviar los familiares de mi compañero Eder González”, contó

Fuente: SOY Deportes

Dejá tu comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas sobre Colón

To Top