Connect with us

Colón de Santa Fe

Feliz cumpleaños eterno Pampa: «Los goles nunca mueren»

Colón

Feliz cumpleaños eterno Pampa: «Los goles nunca mueren»

Un día como hoy de 1959 nacía en Pellegrini, provincia de Buenos Aires, Miguel Angel Gambier. Su paso por Colón fue entre el 94/95 para llevar al club a Primera después de 15 años. Y luego, 95/96, fundamental para mantener la categoría. Falleció el 21/9/16 a los 57 años. 

«LOS GOLES NUNCA MUEREN, ETERNO GOLEADOR» 

Me resisto a despedirlo. Acabo de escuchar sus goles y siento que el tipo está más vivo que nunca. Aquella gesta del 95, por tantos años postergada, no morirá jamás y mucho menos se callarán sus gritos.

Me resisto a despedirlo. Si todavía me parece verlo tomar ese hierro caliente con forma de pelota de cuero aquella tarde cuando frente a Belgrano de Córdoba, Castrilli dijo «patea y se termina».  Sólo vos podías hacerlo, y lo hiciste.  

Me resisto a despedirlo. Por noble, luchador, protagonista en su justo lugar. Porque le sirvió y no se sirvió del club, y eso es «PERTENECER» de verdad.

Me resisto a despedirlo, porque este hombre no merece un final así. Nunca se escondió, siempre dio la cara. No es justo Señor. 

Me resisto a despedir a alguien con quien existirá siempre una identificación simbólica entre la frustración de un pueblo con 14 años de postergaciones y la victoria anhelada aquella fría jornada de julio ante San Martín de Tucumán.

Hay hechos que no tienen fecha de vencimiento y cuya leyenda es eterna, y vos con letra fina escribiste esa parte de la rica historia del fútbol santafesino. Los niños, los jóvenes y por qué no los grandes construyeron al ídolo después de sus goles salvadores. Podría decir todos (pero quién soy yo para arrogarme el derecho para hablar de “todos”), pero sí «casi todos» se identificaron con sus tantos memorables, con su alegría y hasta su coraje.

“Murió Miguel Angel Gambier”, dijeron en la radio y leí en todos los portales. El estupor fue generalizado, aún cuando la derrota final se intuía. La noticia recorrió el planeta de cuero y número 5 con profundo pesar. Yo me resisto a creer que es verdad. Me resisto como lo hacía él ante las ardorosas piernas de los duros marcadores rivales.

Me resisto a despedirte Pampa, simplemente porque los goles nunca mueren. Cada conquista tuya vivirá por siempre en cada hincha que recuerde que desde el empeine de tu pie diestro Colón un día se levantó para siempre…  Sean eternos los laureles que supiste conseguir:  MIGUEL ANGEL “9AMBIER». (1959-2016)

.

Por Gustavo Mazzi para SD

Fuente: SOY Deportes

Dejá tu comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas sobre Colón

To Top