Independiente del Valle despertó de sus sueños a Colón | SOY Sabalero Colón de Santa Fe

Independiente del Valle despertó de sus sueños a Colón

El Sabalero cayó por 3 a 1 ante el conjunto ecuatoriano en la final de la Copa Sudamericana.

Desde aquel 26 de septiembre, donde Colón logró la agónica clasificación en Belo Horizonte, la definición de la Copa Sudamericana se está jugando. Los jugadores, imaginando el encuentro en sus mentes. Los hinchas, implementando todo tipo de locuras para llegar a Asunción. Pero el desarrollo vislumbrado por el plantel no se correspondió con lo que ocurrió en La Nueva Olla y el color otorgado por “Los Negros” no fue suficiente para que el equipo equilibre el duelo ante un Independiente del Valle que fue superior prácticamente durante la totalidad del juego.

Independiente del Valle se presentó en Paraguay a demostrarle a un Colón que por encima de todo está el fútbol. Que la gesta realizada por los hinchas Sabaleros, digna de ser registrada en los Récord Guiness, termina ocupando un papel secundario en el desarrollo del juego. Porque el conjunto ecuatoriano demostró ser un equipo que combina mecanización y espontaneidad de manera prácticamente perfecta. El primer aspecto en defensa, el restante en ofensiva. Y el Sabalero lo sufrió. León, antes del parate del encuentro por las inclemencias climáticas, y luego Sánchez, tras más de cuarenta minutos de interrupción, se encargaron de materializar esto en el marcador.

Aún en el desconcierto de Colón, evidenciado principalmente en la generación de juego, la chance de ponerse a tiro en el marcador, llegó. El Pulga Rodríguez, a los cuatro minutos del complemento, desperdició una pena máxima luego de que Pinos adivine el remate del delantero. El fallo desmoronó al Sabalero, que se descontroló en el campo de juego y solo intentó por inercia. Y así, a dos minutos del final, sembró incertidumbre en el resultado final: tras un tiro de esquina donde Ortega bajó el balón, Olivera la empujó y llevó el esférico rápidamente al centro del campo. Morelo pudo desatar el empate que hubiese sido milagroso pero Dajome, en el último instante del encuentro, sentenció la partida cuando el Rojo y Negro estaba totalmente lanzado al ataque.

Tras este revés, Colón debe aferrarse a dos cosas: destacar que puede competir a nivel internacional rescatando lo bueno que hizo en este certamen, como así también eliminar lo malo, y volver a creer que otra oportunidad va a llegar.

Fuente: SOY Deportes