Llegó a Colón desde el Ciclón y se confiesa: «Fui menospreciado y viví situaciones injustas» | SOY Sabalero Colón de Santa Fe

Llegó a Colón desde el Ciclón y se confiesa: «Fui menospreciado y viví situaciones injustas»

Ya tuvo su debut en el equipo de Eduardo Domínguez, en la victoria 3-0 ante Central Córdoba, y ahora Alexis Castro palpita el cruce ante San Lorenzo, equipo desde donde llegó a Colón. 

¿Cómo llevás la adaptación a una ciudad y equipo nuevo?

La adaptación al principio costó mucho, Colón ya venía en competencia y tuvieron una semana apenas de vacaciones, por eso el ritmo lo venían teniendo y yo llegaba justamente de un tiempo sin eso. Los primeros días cuando llegué, me metí como vine al grupo y quizás estaba un poco a destiempo, pero con paciencia me voy sintiendo cada vez mejor. Estoy hace poquito y no pretendía llegar y ser titular, sé que me tengo que ganar un lugar y tratar de aprovechar los minutos que tenga. Es muy lindo volver a jugar en el fútbol argentino. En Santa Fe son personas muy tranquilas, que viven muy en paz todo el tiempo, es otra dinámica de la que se vive en Buenos Aires.

-¿Cómo lo ves al equipo y qué te pide Eduardo Domínguez?

Hay un plantel con jugadores con mucha voluntad de entrenar, hay jerarquía e intensidad en los entrenamientos. Son todos unos fenómenos, me encontré con un grupo muy lindo. Al equipo lo veo bien, muy sólido. Edu (Domínguez) le mete mucha intensidad a las prácticas, es un DT que te exige mucho dentro de la cancha, pero a la vez afuera también está muy presente. Eduardo me llamó para que venga, me transmite tranquilidad y mucha confianza, más de una vez me vio un poco frustrado por esto de la adaptación y me recuerda que tengo que disfrutar y eso ayuda.

-¿Para qué está este Colón en el torneo?

– Acá se entrena para competir siempre, más con el arranque que tuvimos que genera un voto de confianza. El grupo está bien y el equipo tiene ganas de pelear arriba, a través de los entrenamientos y mejorar día a día. Después los objetivos se dan solos, nosotros tenemos que mentalizarnos en sacar la mayor cantidad de puntos, primero para estar arriba y competir. Eso es lo más lindo, te cambia la mentalidad y a raíz de eso llegan los resultados para sumar en los promedios.

-Sufrieron una baja sensible como la de Vigo a River

– Compartí muy poco con él, tuvimos algunas charlas y se notaba que era un chico muy humilde, es un jugador que le va a venir muy bien la camiseta de River y también al club. Se lo merece, porque lo poco que lo vi, trabaja un montón y espero que le vaya muy bien.

-¿Te sorprendió algo del Pulga Rodríguez como compañero?

– Es muy buena gente, en este poco tiempo me di cuenta que todos lo quieren mucho por su personalidad. Me sorprendió la forma de entrenar, realmente es un excelente profesional. A su edad muchas veces ,o incluso los más jóvenes, no se aguantan la intensidad con la que se trabaja y él siempre está, termina todos los entrenamientos y hace todos los turnos. Su sentido del humor también, los primeros días me veía ahogado y si erraba un pase se me acercaba y me decía ‘Mirá que los de rojo y negro son los nuestros’… esas cosas te hacen reír y al mismo también te das cuenta que te exige más. Después las cosas que hace con la pelota ya todos lo sabemos, parece que tiene la cancha en la cabeza y capaz te mete una pelota que él solo ve o goles de un jugador distinto. Yo me quedo con lo profesional y lo buena gente que es.

 
-Ahora te toca enfrentar nuevamente a San Lorenzo, club en el que tenés contrato hasta fines del 2022, ¿es algo especial?

– No lo tomo como algo personal ya, me tocó enfrentarlo con Defensa y no lo veo como algo especial, simplemente hoy estoy jugando para Colón, trato de hacer lo mejor por mi carrera y si empiezo a pensar que es una oportunidad para mostrarme o demostrarle algo a alguien, después las cosas no terminan saliendo como uno quiere. Prefiero mentalizarme en que si me toca jugar tengo que hacerlo de la mejor forma y sino apoyar a mis compañeros. Después si a uno le va bien, las demás cosas llegan solas. Me enfoco en estar bien yo, en lo físico y lo mental para poder aportar lo mejor a mi equipo que hoy en día es Colón.

-Con Defensa te tocó hacerle un gol y no lo gritaste, ¿con Colón sería igual?

Siempre consideré que primero antes que nada está el respeto, San Lorenzo es dueño de mi pase, jugué durante un año y medio en esa institución y creo que corresponde respetar. El que le marqué con Defensa no lo grité por esta misma cuestión. Después tiene que ver mucho como se da el partido, en cuanto a lo futbolístico no la pasé muy bien en mi último año, fui menospreciado y viví situaciones injustas, y hay que ver cómo puedo llegar a reaccionar ante un hipotético gol en el minuto 90, por ejemplo. Son cosas de un partido, a veces encontrás en un gol un desahogo muy importante, respecto a un montón de cuestiones personales, no solo ligadas al fútbol. Pero en principio no.

-¿Cómo se dio tu salida del Tijuana?

– Yo considero que fue muy injusto lo que me pasó en México. Llegué, a los pocos partidos rendí, hice goles, llegamos con el equipo a la final de la copa local y en el club estaban contentos conmigo. De hecho, el presidente me manifestaba su conformidad. En el medio de la pandemia se fue el DT y llegó (Pablo) Guede, que a los cinco días me dice que no iba a ser tenido en cuenta sin darme explicaciones. Me tuve que volver antes de tiempo al país y en San Lorenzo hubo una situación similar en la que tuve que entrenar en Reserva. Hoy agradezco estar en Colón, que me hayan llamado y que nuevamente haya compañeros y un técnico que confían en mí.

-¿Es un objetivo próximo en tu carrera volver a México o pegar el salto a Europa?

– Uno tiene expectativas y proyectos, pero siempre fui de pensar que eso viene a través del presente y de disfrutar el momento que vivo ahora. No sirve pensar que voy a jugar acá o allá si no pienso hoy en día en jugar en Colón. Es ir paso a paso y creo que después uno se tiene que relajar, aunque sea difícil en esta profesión, y despreocuparse en cuanto a lo que va a pasar. Cada fin de semana hay que dar lo mejor y si las cosas van bien, después las oportunidades aparecen y uno analizará qué es lo mejor. Hoy tengo la cabeza en Colón, en tratar de sumar, jugar y de volver a mostrarme por si se da otro salto.

​-Tenés a tu papá Pucho y al tío Pepe (ídolo en Atlanta) que fueron jugadores, ¿sos de recibir consejos de su parte?

​- En lo futbolístico no pasa como antes. Ya tengo una edad en la que pasé varios años en Primera, pero sí soy de sentarme con Pepe para hablar más del juego y con mi viejo más desde lo personal o psicológico. Me ayudan a no volverme loco y bajar la ansiedad. De parte de los dos siempre recibo muy buenos consejos, ambos vivieron del fútbol y saben lo que siente un jugador.

.

Fuente. olé

 
    

 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


¿Fanático del Sabalero? Descargá la App SOY Sabalero haciendo click aquí y enterate todas las noticias de Colón de Santa Fe antes que nadie, también podes seguirnos en Facebook, Instagram y Twitter.

Fuente: SOY Deportes