Connect with us

Colón de Santa Fe

«Muy pocas instituciones pueden llevar 40 mil personas a otro país»

Colón

«Muy pocas instituciones pueden llevar 40 mil personas a otro país»

Leonardo Díaz, rememoró no solo la fiesta de la gente en la final de la Copa Sudamericana, sino también el encuentro: «en condiciones normales, no perdía», dijo.

Protagonista absoluto del ascenso de 1995, Leo Díaz es, sin lugar a dudas, uno de los arqueros más recordados de Colón en este último tiempo. Su identificación con el Sabalero, donde también fue parte del subcampeonato de 1997 y la disputa de la Copa Libertadores, es plena. Lo evidencia en cada intervención pública, como la realizada recientemente con Radio Gol 96.7.

«Tengo muy lindos recuerdos, del club, la ciudad, la gente, la hinchada, recuerdos que quedan en la memoria de todo jugador, el Ascenso que logramos en 1995 fue increíble, quedamos en la historia de Colón. Siempre son gratos esos recuerdos, fueron casi nueve años de trayectoria y continuidad, siempre voy a estar agradecido a la oportunidad que me dieron. Cuando uno mira atrás se da cuenta que no era un camino fácil, pero todo lo que se logra es en base a esfuerzo, perseverancia, constancia y sacrificio», comenzó diciendo el ex arquero.

Además, recordó el momento en que llegó al club. «Yo soy oriundo de Santa Fe mi familia es de Santa Fe, mis primos, mis tíos, mi hermano Rafa vive en Santa Fe, pero por cuestiones laborales de mi papá nos fuimos a Rosario, Yo debuté en Newell’s en el 92 o 93, fui mucho tiempo suplente de Scoponi y tuve la suerte de estar en el plantel que integró Diego Maradona. Pero con el tiempo me salió la posibilidad de atajar en Colón y acepté la propuesta, me acuerdo que fuimos con el Coco Ameli. Y ahí comenzamos a recorrer el camino difícil que era ascender y que por suerte pudimos conseguirlo»

Por otro lado, rememoró el momento en que le tocó integrar el cuerpo técnico de Darío Franco en el Sabalero. «Yo estuve como entrenador de arqueros en la etapa de Pablo Morant que fue un interinato. Y después estuve con Darío Franco todo un torneo, en donde perdimos la chance de clasificar a la Sudamericana en el partido con Belgrano en Córdoba. Después de eso me fui. Son decisiones que uno toma en relación al trabajo y la vida personal, se dieron las cosas para que me vaya y me fui. Pero uno siempre se replantea la chance de colaborar con el club. Colón fue como mi segunda casa, aunque hoy trabajo en Independiente con Pusineri».

Finalmente, opinó sobre la actuación de Colón, y su gente, en la final de la Copa Sudamericana.  «Fue un partido increíble, en condiciones normales y sin desmerecer al rival, Colón no lo perdía por las características de sus jugadores. En el mano a mano el jugador argentino tiene mayor fortaleza, pero se dieron circunstancias especiales, se erró un penal, la lluvia, condimentos que no lo favorecieron a Colón. Y lo de la gente es un párrafo aparte, no cualquier hinchada lleva 40.000 personas a otro país. Muy pocas instituciones pueden hacerlo, por eso a Colón y a su gente hay que tenerlo bien arriba».

Fuente: UNO

Fuente: SOY Deportes

Dejá tu comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas sobre Colón

To Top