Sin Goltz ni Bianchi, Domínguez cambia: defenderá con cuatro e ingresan Bernardi y Farías | SOY Sabalero Colón de Santa Fe

Sin Goltz ni Bianchi, Domínguez cambia: defenderá con cuatro e ingresan Bernardi y Farías

No fueron días sencillos para Colón y para Domínguez en lo previo. A la suspensión por los picos impiadosos de la maldita pandemia, al desorden organizado que fue la confirmación de fechas, horarios y sede para estas semifinales, se sumaron los problemas de lesiones de Paolo Goltz primero y, Bruno Bianchi después, en un puesto clave del equipo. En el medio, el dolor empático de todo el plantel por el fallecimiento del padre de Facundo Farías. En fin, “gajes del oficio” en los experimentados zagueros, golpe bajo de la vida para el pibe de Bº Los Hornos.

Así como en la vida misma hay que estar preparados para sortear obstáculos, imprevistos, complicaciones. Al fin y al cabo de eso se trata aunque resulta innegable que dichos imponderables suman incertidumbre en la marcha hacia un objetivo. Colón se encuentra ante ese desafío: el de sobreponerse a lo negativo, buscar soluciones y mirar hacia adelante con la cabeza en alto. Si hay algo que identifica al “mundo Colón” es la adversidad permanente en momentos cúlmines, pues muchas de sus gestas se forjaron bajo circunstancias adversas, sabiendo transitar sobre caminos pedregosos.

Colón se encuentra ante ese desafío: el de sobreponerse a lo negativo, buscar soluciones y mirar hacia adelante con la cabeza en alto.

Luego de una etapa regular con números de excelencia en las primeras fechas, con trayectos sinuosos en los partidos siguientes, Colón llega a semifinales siendo el segundo mejor equipo en sumatoria de puntos detrás de Vélez que quedó out en cuartos. Pero llega en silencio y algo tocado por las bajas, sin estridencias ni rótulos de candidato. El ruido de los “equipos grandes” que conforman el póker de definición acapara las primeras planas de los medios nacionales y, sin quitarle ninguna chance, descomprime la presión.

Embed

Semifinal de la Copa @LigaAFA. Nuestros jugadores arribaron a San Juan #ElClubDelPueblo pic.twitter.com/exmJg4jtuz

— Club Atlético Colón (@ColonOficial) May 30, 2021

No hay favoritos entre Independiente y Colón. Dos equipos estructurados de atrás hacia adelante, que basan su poderío en la solidez defensiva conjungando practicidad y efectividad en ofensiva. Fuertes en el juego aéreo en defensa y en ataque. Con bajo porcentaje de tenencia del balón, individualidades que suelen ser determinantes y sin una elaboración producto de la sucesión de pases, sino más bien equipos de búsqueda más directa.

No hay favoritos entre Independiente y Colón. Dos equipos estructurados de atrás hacia adelante, que basan su poderío en la solidez defensiva conjungando practicidad y efectividad en ofensiva.

Sin Goltz y sin Bianchi Eduardo Domínguez cambiará la disposición táctica y pasará a defender con cuatro en el fondo con Mura por el lateral derecho, Garcés y Delgado como centrales y Piovi por izquierda; ingresa Christian Bernardi, un tapado fuera de todas las lecturas previas para jugar en el mediocampo junto a Lértora, Aliendro y Alexis Castro; y finalmente, se inclinará por la rebeldía, el desparpajo y revulsión de Facundo Farías para acompañar al Pulga Rodríguez en la delantera. Es un ejemplo claro de cuando un DT deja de lado su predilección en función de los jugadores que dispone. Domínguez saca su idea madre del centro de la escena, rearma según entiende que es lo mejor para el equipo y apuesta con Bernardi y Farías buscando explosión de mitad de cancha hacia adelante.

► Colón, en búsqueda de una nueva final: hora, TV, formaciones y estadísticas previas

Falcioni mantiene una duda pero fundamentalmente mantiene el misterio de sus verdaderas intenciones. Porque no es lo mismo que juegue Gonzalo Assis o Arregui, dos jugadores con más marca que juego a que ingrese el colombiano Andrés Roa, volante de construcción futbolística en la zona creativa. De todas maneras, el “Emperador” le dio sobriedad al Rojo, que claramente defiende como equipo y ataca con individualidades. En el mediocampo, Lucas Romero es el GPS, de él nace la distribución segura de la pelota para que exploten en velocidad Palacios y Velasco en búsqueda de la zona de definición donde se encuentra la única referencia del equipo adelante que es Silvio Romero.

Independiente convive con la presión de un grande que hace más de 18 años que no festeja un título local y Colón rasguña otra vez las puertas de la gloria.

El partido no tiene pronóstico nítido, en todo caso ambos tienen atributos para aspirar al triunfo y también poseen debilidades de las que les convendrá estar precavidos y atentos. Independiente convive con la presión de un grande que hace más de 18 años que no festeja un título local y Colón rasguña otra vez las puertas de la gloria. Se sabe que no hay una única receta para enfrentar la tensión, la adrenalina, la ansiedad de un partido definitorio, de una semifinal. Es muy difícil encapsular el nervio de este partido, por lo que significa, por lo pesado de lo que está en juego, que para Colón significaría jugar otra definición a menos de dos años de aquella de Asunción. Por lo pronto es el penúltimo escalón, la última materia para ir por la tesis el viernes, otra vez aquí, en la tierra del sol y del maestro Domingo Faustino Sarmiento.

Fuente: Aire de Santa Fe